RESEÑA HISTORICA


170 años en el Perú “Contemplando, Viviendo y Anunciando el Amor de Dios encarnado en Jesús

Desde su nacimiento, en 1800, la congregación de los Sagrados Corazones, puso el acento de su tarea apostólica en la educación y diversas actividades pastorales, primero en Francia, país de origen, y luego en el exterior.

Cuando las religiosas de la congregación llegaron al Perú, la naciente república comenzaba a consolidarse. El 13 de noviembre de 1848, tres religiosas francesas Cléonisse Cormier, Sylvine Blanchard y Ludger Tourville de la congregación, llegaron al Perú procedentes de Valparaíso, a pedido del presidente Ramón Castilla, para ocuparse de la formación educativa de las niñas y jóvenes peruanos.
De esta manera, las hermanas fieles a los orígenes y costumbres de la congregación, el 19 de marzo de 1849 inauguran la “escuela gratuita” para niñas de escasos recursos, y el 25 de marzo de 1849 el primer pensionado para señoritas en Lima, en el antiguo hospital del Espíritu Santo, teniendo como primera superiora la madre Cléonisse Cormier. La congregación inicia así, su misión evangelizadora con la apertura de dos centros educativos para mujeres, con la finalidad de ofrecer al país, una moderna y sólida educación basada en los principios y valores evangélicos.

La permanencia en este lugar duro poco pues, querían algo más adecuado para el colegio, ya que las peticiones para el ingreso de nuevas alumnas se habían incrementado considerablemente. Es así que en 1851, se compró el convento de Nuestra Señora de Belén, antiguo local de la recoleta mercedaria. “Madre Cléonisse se sorprendió al contemplar en la capilla un hermoso retablo que representaba el nacimiento de Jesús y no dudo de que había encontrado lo que buscaba” dejaron el colegio del Espíritu Santo para trasladarse al convento de Nuestra Señora de Belén y nuestro colegio empieza a llamarse “belén” o más exactamente “Colegio de los Sagrados Corazones Belén”. En 1854 fue designada superiora la Madre Hermasie Paget, quien tuvo un destacado papel en la defensa de Lima, durante la Guerra del Pacifico.
Desde su función hasta 1960, el colegio funcionó en el centro de Lima, trasladándose a las amplias y modernas instalaciones que hoy ocupa en San Isidro, donde nos acompaña el magnífico retablo de nuestra Señora de Belén.

El acontecimiento eclesial del Concilio Vaticano II (1962-1965) ayudo a la congregación en un proceso de apertura hacia otros campos pastorales, sin dejar las tareas educativas, se fueron asumiendo progresivamente otras tareas en Lima y otros lugares del Perú, marcadas por una búsqueda de mayor fidelidad a la opción evangélica por los más pobres. Durante esos años de búsqueda, en1982, el Colegio de los Sagrados Corazones Belén, fue alquilado a la congregación religiosas dominicas docentes de la inmaculada concepción hasta el año 1992 en que la congregación de los Sagrados Corazones recuperó el local y la gestión del colegio.

A partir de entonces, un conjunto de factores, entre ellos el surgimiento de un laicado cristiano más responsable, permitieron a la congregación enfrentar de una manera diferente y renovada, su misión educadora, perfilándose una nueva presencia religiosa SS.CC. de nuestro Colegio.
A nivel educativo en el Perú fue evolucionando la reflexión y la renovación hacia una educación liberadora, en el año 2000 se fue asumiendo el trabajo y participación activa de los Laicos/as en nuestros colegios iniciándose con ceder la dirección de los colegios SS.CC. también el colegio opto por la coeducación, asumiendo con valentía los cambios necesarios para adaptarse a los desafíos del momento.
A nivel de nuestros cuatro colegios en el Perú: En Lima, “Reina de la Paz” y “De los Sagrados Corazones Belén” ; en Arequipa, “ Sagrados Corazones” y “Padre Damián de los Sagrados Corazones”, se hizo un camino de integración, reflexión y planificación conjunta como familia educativa Sagrados Corazones en el Perú. En el año 2008 elaboramos nuestro “proyecto educativo evangelizador Sagrados Corazones” donde nuestro objetivo principal es “ser colegios en pastoral Sagrados Corazones”, interiorizando el sentido de la pastoral en nuestra labor educativa caminando hacia una educación evangelizadora SS.CC., comprometidos con el evangelio y la construcción del reino.

Ellos nos ha llevado a humanizar nuestra labor y fortalecer nuestra vocación y misión ahondado en la mística Sagrados Corazones, buscando y discerniendo opciones educativas para hacer de nuestros estudiantes, personas que desean la excelencia humana comprometiéndose en la construcción de una sociedad más humana, justa y sólida, en la trasformación de nuestra Patria.

La congregación de los Sagrados Corazones está cumpliendo 170 años de presencia en el Perú y de entrega incondicional en su servicio y compromiso en la labor pastoral y educativa.
El Colegio de los Sagrados Corazones Belén, es parte de esta gran historia y heredero de los valores propios de la espiritualidad de la congregación de los Sagrados Corazones, que marcan fuertemente su estilo educativo y le dan una identidad inconfundible. Muchas generaciones han pasado por nuestro centenario colegio. Belén ha dado al Perú numerosas y muy valiosas mujeres en distintos campos del saber, que se han distinguido por una sólida formación humana y cristiana, y han aportado y continúan aportando su calidad moral y su excelente preparación profesional. En algunos años más, nuestros ex alumnos se sumarán a los que ya tenemos de la época de los “Parvulitos” y sin duda serán personas valiosas en la historia de nuestro Perú.

Base de datos: Recopilación y extractos de las hermanas:
María Bernarda Ballón Landa, SS.CC. y Juanita Gómez-Valladares Loayza, SS.CC.)